España hacia el famoso agregador de la demanda

Home/Destacado, Electricidad, Energía, M·Blog/España hacia el famoso agregador de la demanda

España hacia el famoso agregador de la demanda

En un anterior blog, ya habíamos hablado de los mecanismos a través de los cuales Red Eléctrica de España (REE) gestionaba las variaciones en pronósticos de producción y de consumo. Recordamos que la gestión se limitaba al lado de la oferta, con las fuentes de generación eléctrica convencionales y después la generación eólica adecuando sus programas para resolver las restricciones técnicas del sistema.

Sin embargo, con la continua entrada de energía renovable en el sistema de generación eléctrico, junto al plano de transición energética europeo del Winter Package, los países miembros han tenido que modificar su propia estructura de mercado y evolucionar hacia la participación no solo de la oferta, sino también de la demanda en los servicios de ajuste del sistema, con el programa de Demand Response.

Demand Response según la Comisión Europea

Según la Comisión Europea, Demand Response se define como “una tarifa o un programa establecido para incentivar cambios en los patrones de consumo eléctrico por parte de los consumidores finales en respuesta a cambios en el precio de la electricidad a lo largo del tiempo, o para incentivar pagos diseñados para inducir un menor uso de electricidad en momentos de alto precios de mercado o cuando la fiabilidad de la red está en peligro”.

La Comisión Europea también detalla dos grupos de Demand Response:

  1. Explicit Demand Response: la demanda compite directamente con la oferta en los mercados de servicios mayoristas, de compensación y auxiliares a través de los servicios de los agregadores o de los grandes consumidores individuales. Los consumidores reciben pagos directos para cambiar su consumo cuando lo solicitan.
  2. Implicit Demand Response (también conocida como precios dinámicos): los consumidores eligen estar expuestos a precios de la electricidad o tarifas de red que varían con el tiempo y que reflejan en parte el valor o el coste de la electricidad y/o transporte en diferentes periodos de tiempo y reaccionan a esas diferencias de precios dependiendo de sus propias posibilidades (sin compromiso). Al contrario de la anterior, aquí los consumidores no pueden participar en los servicios de balance o en los mercados de capacidad.

Es importante señalar que ninguna de las dos formas es un sustituto de la otra. De hecho, muchos clientes participan en Explicit Demand Response a través de un agregador, y al mismo tiempo, también participan en un programa de Implicit Demand Response, a través de tarifas más o menos dinámicas, como una tarifa de día/noche. Los momentos de activación y sus propósitos dentro de los mercados son diferentes, así como sus beneficios: mientras que los consumidores normalmente recibirán una factura más baja al participar en un programa de precios dinámicos, recibirán un pago directo por participar en un programa de Explicit Demand Response.

Fuente: Flexibilidad de la cadena de valor [USEF]

El agregador de la demanda

Pero ¿qué es un agregador de la demanda?

El acto de agregación puede definirse como la agrupación de diferentes clientes dentro del sistema eléctrico, es decir, consumidores, productores, prosumidores, para que actúen como una sola entidad cuando participen en los mercados de electricidad o cuando se vendan servicios a los operadores del sistema. A través de la agregación el valor de flexibilidad se puede mejorar reuniendo a los proveedores que serían demasiado pequeños para participar en los mercados individualmente debido a los tamaños de carga especificados.

Además, el agregador presta este servicio de forma separada de cualquier contrato de suministro.

Para permitir que los agregadores participen en los servicios de balance del sistema, cada Estado Miembro debe definir las funciones y responsabilidades entorno a los proveedores de agregación. Varios Estados Miembros han permitido que la carga agregada se venda en el mercado, pero no han definido las funciones y responsabilidades de quienes la venden. Esto significa por defecto que solo las minoristas pueden proporcionar estos servicios a los consumidores. Por ende, para permitir que los agregadores independientes entren en el mercado de forma segura y escalable, es fundamental que se aclaren el papel y las responsabilidades de estos nuevos participantes.

El caso español

Como hemos comentado, si bien otros países ya engloban el servicio de Demand Response dentro de su esquema, otros, como España y Italia, por ejemplo, todavía no han desarrollado normativas nacionales adecuadas para la evolución del consumidor a la figura del prosumidor. La agregación en España no es legal y existe solo un único esquema que permite la Explicit Demande Response: el sistema de interrumpibilidad para la industria electrointensiva, gestionado por REE, aunque este no permite la participación de agregadores.

Fuente: Equilibrar los productos del mercado, incluyendo la accesibilidad de volumen y carga en España [SEDC 2015, Mapa de Respuesta a la Demanda].

Pero el pasado junio 2019, la Unión Europea ha sido muy clara: con el Reglamento 2019/943 y la Directiva 2019/944 sobre las normas comunes en el mercado interior de la electricidad, se han definido palabras como “cliente activo”, “comunidad ciudadana de la energía”, “agregador” y “respuesta de demanda”.

Como ya hemos mencionado, hasta hoy, en el mercado eléctrico español, solo las centrales convencionales y luego la eólica pueden participar en los servicios de balance del mercado eléctrico peninsular. Sin embargo, el pasado 23 de diciembre, la CNMC amplió la participación al lado de la demanda, así como al lado de los sistemas de almacenamiento. Efectivamente, con la publicación en el BOE de la Disposición 18423, los consumidores, desde los pequeños hasta los grandes, individualmente o mediante un agregador de la demanda, pueden ahora participar en la regulación de desvíos, regulación primaria, secundaria y terciaria, proporcionando al operador de sistema todas las necesidades energéticas en cada momento del día.

¿Cuál es ahora el siguiente paso? La disposición también indica que, a más tardar seis meses después de su entrada en vigor, para todas las zonas de programación, los gestores de red de transporte tienen que elaborar una propuesta relativa a las condiciones para los proveedores de servicios de balance y para los sujetos de liquidación responsables del balance.

Todo parece moviéndose tal y como había establecido la Comisión Europea. Una vez aprobada por parte del Gobierno la nueva resolución con los nuevos procedimientos operativos para desarrollar este nuevo tipo de servicio, está cierto que el esquema de mercado eléctrico va a cambiar drásticamente. ¡Bienvenido 2020!

Cristina Vitale | Energy Consultant

By | 2020-01-14T13:37:04+00:00 enero 14th, 2020|Categories: Destacado, Electricidad, Energía, M·Blog|Tags: , , |Comentarios desactivados en España hacia el famoso agregador de la demanda