¿ES RENTABLE TRAER GNL DE EE.UU. A ESPAÑA?

Home/Destacado, Energía, Gas, Gas, M·Blog/¿ES RENTABLE TRAER GNL DE EE.UU. A ESPAÑA?

¿ES RENTABLE TRAER GNL DE EE.UU. A ESPAÑA?

España se ha caracterizado por tener más entradas de gas natural (GN) por tubo que entradas de gas natural licuado (GNL). Según el último informe sobre el sistema gasista de Enagás, los suministros en forma de gas natural (GN), 57%, superaron en 2018 a los de gas natural licuado (GNL), 43%, por sexto año consecutivo. Este reparto de GN y GNL ha  resultado en estos años que tengamos un proveedor dominante, Argelia, limitando así el recorrido a la baja en precio:

Fuente: CNMC, Resolución MITyC 15/12/08 – Abastecimiento de gas en 2018

Aún que el GNL no sea más de la mitad del mix, sigue siendo muy relevante. A él le debemos la gran diversidad de proveedores que tiene el sistema Español y las posibles oportunidades en precio que ello conlleva. En junio China puso un arancel del 25% al gas norteamericano y el sector gasistas de España lo vio como una oportunidad para los precios europeos. Una oportunidad más en el largo plazo que en el corto cuando la agencia internacional de energía (IEA) prevé que en los próximos 5 años Estados Unidos y China sean los mayores exportadores e importadores de GNL respectivamente.

El aumento de los aranceles provoca que sea menos rentable para los agentes chinos la compra de tanques de GNL de Estados Unidos. No es una teoría, esto ya sucedió el año pasado cuando China aplico un arancel del 10%  a las importaciones de combustible. Como consecuencia, los cargamentos de GNL desde Estados Unidos a China se redujeron un 68% en la segundo mitad de 2018. Esta tendencia se ha mantenido también este año donde el mayor consumidor de GNL se está suministrando principalmente de productores asiáticos (Australia y Qatar).  Esta situación da lugar a una mayor oferta de GNL de Estados Unidos en otros mercados como el europeo. Una situación que debería favoreces los precios gasitas de Europa, y por ende  de España.

En España los mayores consumidores de gas se encuentran en el sector Industrial según el informe de 2018 del sistema gasista Español de Enagás: El año pasado hubo una demanda nacional de 349.3 TWh de la cual la demanda industrial supuso 209,6 TWh, véase un 60%.  Si uno es consumidor intensivo de gas, uno querría averiguar cuanta competitividad aporta el GNL de Estados Unidos a su mercado. Uno querría saber si dicha ventaja le está llegando por los medios convencionales (comercializadoras de gas) o si debería plantearse traer un cargamento para él o para un grupo de consumidores industriales.  Para ello miraremos que costes hay de traer GNL de Estados Unidos a Europa y en particular a España.

Diferencial de precios Henry Hub y hubs europeos

El GN, incluyendo el GNL, se transacción alrededor del mundo en US$ por MMBtu (1 000 kWh = 3.412141633 million BTU / 1therm = 0,293297222 MWh).  Los contratos o instrumentos financieros suelen referirse a cantidades no menores a 10000 MMBtu. Utilizaremos esta unidad en adelante.

A diferencia de otras materias primas, el GN y el GNL no poseen precios basados exclusivamente en  balances entre oferta y demanda. Existen varios índices o patrones utilizados alrededor del mundo con el fin de determinar el precio del gas natural. Entre los más importantes destacan: Henry Hub, NBP, TTF, JCC y paridad con petróleo.

El Henry Hub (HH) es el nombre del punto de precios de contratos futuros NYMEX Natural Gas y es el  mercado de referencia de gas en Estados Unidos. Otro índice popular es el JCC o Japan Crude Cocktail o Japan Custom-cleared Crude. Su uso se concentra en Asia, particularmente Japón, Corea del Sur y Taiwán.  Otros indicadores de similares características son el National Balancing Point (NBP) del Reino Unido  y el Title Transfer Facility (TTF) de Holanda –este último sirve de referencia para el resto del mercado de  Europa. A pesar de cotizar la misma materia prima – el gas-  estos mercados responden a una realidad regional, siendo dependientes de las variaciones de oferta y demanda del territorio como de las  variaciones que tenga los fundamentales que los rigen (uso del gas para generación, uso del gas para calefacción, clima, almacenamiento, exportador neto, importador neto, interconexiones, etc.).  Este carácter regional de los mercados gasistas provoca que existan niveles de precios diferentes.  Por ejemplo, en el caso del HH y NBP, el hecho de que Inglaterra sea solo importador  mientras que  Estados Unidos es principalmente exportador da lugar a un diferencial positivo entre ambas referencias.

Si tomamos la diferencia entre la media semanal del contrato HH M+1 y la media semanal del contrato NBP M+1 vemos que hay un diferencial positivo de 3.03 $/MMBtu:

Fuente: Reuters- Diferencia EU-US GAS HUBS ($/MMBTU).

Una diferencia positiva que también encontramos entre el  JCC (o ANEA); TTF, ZEE, Peg y el HH siendo respectivamente +4.54$/MMBtu; +2.88 $/MMBtu; +2.90 $/MMBtu y +2.90 $/MMBtu.  El TTF y el Mercado Ibérico Gasista (Mibgas) guardan una alta correlación de tal forma que el contrato Mibgas M+1 es igual al TTF M+1 + 1.27 €/MWh (diferencia entre los cierres de la sesión del 21-10-2019), véase 0.41586 en $/MMBtu. Podemos decir que el diferencial positivo entre Mibgas y HH sería de +3.29 $/MMBtu.

Estas diferencias en el precio del GNL en los distintos mercados hacen viable el transporte a grandes distancias. De hecho, una ventaja del GNL es que no vincula puntos de consumo con orígenes determinados de gas, por lo que facilita en gran medida la diversificación de orígenes, reduciendo el riesgo de suministro, y aumentando la competencia en el mercado. Bajo esta premisa, a priori hay señales de precio que motivan a traer buques de GNL más hacia Asia que a Europa:

Fuente: Reuters- Comparación de precios ($/MMBTU).

Sin embargo, las importaciones de gas natural licuado (GNL) a la Unión Europea procedentes de Estados Unidos han aumentado un 272% desde julio de 2018. Un aumento que se consolido cuando Bruselas y Washington llegaron a un acuerdo para relanzar sus relaciones comerciales tras meses marcados por el desafío que provocaron los aranceles y aluminio. En España las importaciones de GNL desde Estados

Fuente: CNMC, Resolución MITyC 15/12/08 – Abastecimiento de gas Enero-Mayo 2019

El GNL se mueve en el mundo siguiendo no solo los niveles de precios que se dan en los distintos mercados de gas sino también los costes de llevarlo hasta dichos mercados. Unos costes que se desentrañan de las etapas que componen la cadena de valor del GNL.

La cadena de valor del GNL EEUU a España

En el GNL no existe limitación de proveedores, y se depende solo de una cuestión económica: donde sale más rentable vender el GNL. Esta rentabilidad se basa el precio que tiene cada parte de la cadena de valor del GNL, y concretamente en la etapa de licuefacción. Es el factor con mayor impacto producto del constante aumento en los costos de construcción de estas plantas, en especial de hierro.

Fuente: Cadena de valor de GNL y el coste en el punto de equilibrio hecho por I&EC según IGU, International Gas Union World LNG Report 2017 y Songh, Songhurst, B. LNG plant cost escalation; The Oxford Institute for Energy Studies, 2014.

Al diferencial de precios mencionando en el apartado anterior entre el precio Mibgas y el precio HH se deberá añadir los costes de las etapas 2, 3 y 4.  El coste de la etapa 2 ronda los 2. $/MMBtu según los dataos publicados en los reportes de Cheniere’s, el mayor vendedor de GNL de Estados Unidos. Para los costes de transporte del GNL  de la etapa 3 se usaran los valores que mercado estima según un método de cálculo del “coste del viaje”. Dicho coste tiene en cuenta los siguientes aspectos: Tipo de barco;  Velocidad de carga y de lastre; Uso de combustible en la carga y el lastre; Coste de tener la temperatura necesaria para mantener el GNL en dicho estado; Costes de transito por el canal de Suecia y de Panamá cuando toque; Coste del combustible fletado; Coste de fletar el barco y Coste de transbordo entre otros.

A continuación presentamos los costes del viaje desde de dos terminales de Estados Unidos a diversos destinos y se observa que los costes son menores para los destinos Europeos que para los destinos asiáticos confirmando el aumento de importaciones.

Fuente: Reuters- Exportaciones de Estados Unidos a España

Ahora solo queda ver el coste de la etapa 4 regasificación. Para ello tomaremos como referencia el coste estimado por expertos de mercado para el Zeebrugge siendo el análogo físico al TTF; referencia del mercado  Europeo. Este se sitúa en 0.24 $/MMBtu. Al añadir los costes de las etapas 2, 3 y 4 a los diferenciales positivos de precio del TTF (+2.88 $/MMBtu) y el Mibgas (+3.29 $/MMBtu), nos quedarían un diferencial de -0.144 $/MMBtu y +0.266 $/MMBt respectivamente. Esto se traduce en una perdida para con el mercado del TTF de – 0.44 €/MWh y una ganancia para con el mercado del Mibgas de 0.81 €/MWh.

Señalar que los costes aplicados respecto a la cadena de valor del GNL de Estados Unidos a Europa no dejan de ser medias y pueden existir variaciones comparando con la actualidad. Dicho esto parece que los resultados de las diferencias son razonables teniendo en cuenta los países de origen de las importaciones de GNL de Holanda y España de estos meses. En los siguientes gráficos se ve como las importaciones desde Estados Unidos han bajado en Holanda mientras que siguen en España:

Fuente: Reuters- Importaciones de Estados Unidos a Holanda

Fuente: Reuters- Importaciones de Estados Unidos a España

En conclusión, si bien la llegada del GNL de Estados Unidos se ha notado en Europa, el impacto que pueda tener  en la mejoría de precios sigue siendo limitado al no ser un proveedor con una presencia relevante todavía. En esta línea, la bajada de precios del gas en Europa está más sustentada por un sistema bien suministrado a raíz del invierno suave del primer trimestre de 2019, y una sobreoferta de GNL global desde que se aumentaron las infraestructuras alrededor para dar servicio a las necesidades de China.  Finalizar con que los márgenes de importar gas de Estados Unidos a España existen pero son magnitudes que puede desaparecer rápidamente como le ha ocurrido a Holanda.  Aun así, si alguien estuviera interesado en agenciarse un barco desde Estados Unidos para traerlo al puerto de Bilbao debería plantearse como inyectarlo luego en el sistema. Es decir que figura necesita ser para poder gestionar la llega del gas a sus puntos de suministro: ¿Ir con alguien que ya está en el mercado mayorista?  ¿Hacerse agente propio para participar en el mercado mayorista?, o ¿Unirse con otros y hacer un  grupo con el que participar?

Marta Merodio | Energy Consultant

By | 2019-10-24T15:49:34+00:00 octubre 24th, 2019|Categories: Destacado, Energía, Gas, Gas, M·Blog|Tags: , , |0 Comments

Deja un comentario