¿Dónde está el Petroyuan?

Home/Destacado, M·Blog, Petróleo/¿Dónde está el Petroyuan?

¿Dónde está el Petroyuan?

Hace algunas semanas, escribí sobre el potencial impacto de la llegada del petroyuan, no solo en el mercado del petróleo sino también en el mercado de divisas, y que ese impacto llegaría a fines de 2017. Asimismo, las cosas en el International Shanghai Energy Exchange (o INE para abreviar) siguen bastante tranquilas. Entonces, ¿qué le ha sucedido al mercado de Futuros de Petróleo cotizado en yuanes que podría cambiar el mundo?

Para aquellos que buscan una respuesta rápida, si navegamos a través de la habitual retórica china, en resumen podemos ver que sus objetivos se mantienen intactos. Si algo, la retórica es aún más ambiciosa, con Chang Depeng – portavoz de la CSRC (Comisión Reguladora de Valores de China) – afirmando que el inicio de la negociación está a la vuelta de la esquina: el 26 de marzo. ¡Y ya es hora!

La región necesita una referencia para hacer coberturas

Los contratos a futuro de WTI o Brent no reflejan la realidad, el equilibrio demanda/oferta ni las condiciones de entrega en Asia – por lo tanto, no son referencias relevantes para los precios del petróleo en la región. Debido a esta ausencia de un punto de referencia, los países asiáticos terminan pagando primas más grandes que Europa o América por sus importaciones de crudo. En el caso de China, este coste adicional puede incluso alcanzar los USD$ 2 mil millones / año.

Además, la región de Asia-Pacífico ya no solo superó a Estados Unidos y Europa en consumo de crudo, ¡sino que China viene machacando el lanzamiento de futuros de petróleo crudo en yuanes hace muchos años! Incluso estableció una bolsa de petróleo a principios de los 90, pero pronto cesó, debido a la Reforma y las condiciones adversas del mercado.

Como mencioné en mi artículo anterior, aunque tardará en pasar, esto impulsará la importancia global del yuan, ya que actualmente todos los puntos de referencia mundiales del petróleo se cotizan en dólares estadounidenses. Esto significa que China aumentará aún más su influencia en la región y en el sistema financiero global, especialmente en comparación con Japón y el poderoso yen.

Sin embargo, hay desafíos

Si bien tiene una importancia estratégica innegable, la creación de un nuevo crudo de referencia no es una tarea fácil – al final necesitas partes interesadas en utilizarlo. Y este es un gran caveat. Es fácil imaginar que no se pueden realizar negociaciones importantes sin métricas preexistentes, marcos regulatorios estables o confianza en el sistema.

¿Prometerá Pekín no afectar los precios (ergo las márgenes de los traders) si el índice no funciona como desean cuando lo desean? China es conocida por «amparar» a los representantes de sus intereses ​​nacionales en detrimento de los extranjeros, hasta el punto de obligarlos a participar en dichos intereses nacionales. En este caso, esta acción podría hasta aumentar el volumen transaccionado (transmitiendo un aura de solidez), pero probablemente terminaría causando más daños colaterales, al desmotivar a los especuladores extranjeros que garantizarían liquidez a la bolsa. Por ahora, sigo creyendo que este tipo de “intervención oculta” existirá, ya que el modus operandi del estado chino es hacer que las cosas parezcan «abiertas» y «transparentes» mientras asegura el control de las operaciones detrás de la escena. Si no, veamos el almacenamiento que el INE ha aprobado para apoyar su contrato.

Se han distribuido 37,42 millones de barriles de capacidad de almacenamiento en ocho ubicaciones a lo largo de la costa china, como se muestra en la siguiente infografía. Sin embargo, como podemos ver, el Estado sigue eclipsando todo el proceso, con sus NOC (Compañías Nacionales Petroleras) controlando ¡toda! la capacidad de almacenamiento: bien sea directamente a través de SINOPEC o SINOCHEM, o indirectamente a través de subsidiarias del Estado, como PetroChina (parte de la China National Petroleum Corporation – CNPC), Qingdao (parcialmente controlada por Sinopec) o Yangshan (parcialmente controlada por PetroChina).

INE Crude Oil Futures Storage facilities

INE Crude Oil Futures Storage facilities
Source: Magnus CMD

Por último, pero no por ello menos importante, ¿cómo afectarán las limitaciones de la entrega física a la liquidez? No es común encontrar futuros de materias-primas transaccionados en áreas geográficas controladas por la demanda, y el petróleo no es excepción (basta con mirar el Brent, el WTI o el DME). Quizás es por esto que China ha agregado su crudo Shengli a los estándares del contrato, como una representación de su propia producción (es decir, de sus regiones del noreste de Heilongjiang y Shandong).

La certificación e inspección será realizada por CCIC (China Certification & Inspection Co.), SGS-CSTC, Shanghai Orient Intertek y las aduanas de Shanghái. Aquí también se puede encontrar la mano oculta del estado, con todas las empresas involucradas manteniendo vínculos estrictos con la política, incluso las que representan empresas multinacionales.

Pero si es tan importante para China, ¿dónde está?

El volumen de futuros de materias-primas de China ya es el más grande del mundo desde hace 8 años consecutivos, con la Bolsa de Futuros de Shanghai (ShFE, por sus siglas en inglés), propietaria del INE, llevando el título del mercado de futuros de metales más grande del mundo, mientras que la Dalian Commodity Exchange (DCE para abreviar) se lleva el título del mercado de futuros agrícolas más grande del mundo.

Sin embargo, en 2015, el veterano Leo Melamed, presidente emérito de la Chicago Mercantile Exchange, comentó sobre la industria de futuros de China diciendo que “se trataba de 80% especuladores y solo 20% gente buscando coberturas”, un porcentaje que, mírese por donde se mire, es demasiado alto. De hecho, este nuevo intento con la sucursal de Energía de la Bolsa de Futuros de Shanghai se esperaba originalmente hace casi seis años, pero no cuajó ya que la volatilidad del mercado chino suscitó graves preocupaciones.

Sin embargo, como de costumbre, los reguladores chinos han hecho sus deberes y afirman que ahora se acerca a 60/40. La mano dura del Estado chino impidió que la industria de los futuros financieros persiguiera solo el volumen transaccionado (por ejemplo, la DCE en 2017 investigó y procesó 396 transacciones y suspendió la apertura de 148 nuevas cuentas). Pero esta “mano dura” puede generar preocupaciones a los traders, que pueden temer no poder intercambiar libremente el yuan (debido a la excesiva regulación a los flujos de capital) ni incluso transaccionar a su voluntad (debido a una excesiva intervención en el mercado).

Tardó tres años más hasta la CSRC aprobar el trading de crudo en la INE, y dos más hasta que la propuesta finalmente ganó inercia. Para facilitar la entrada de participantes extranjeros, el INE permitirá utilizar USD como garantía para el margen inicial y es probable que los costos de transporte de futuros físicos se aborden utilizando derivados de flete. Si, cuándo y cómo el oro entra en la ecuación, para apoyar el yuan, queda por ver o revelar.

Sin embargo, en el mundo real, las pruebas de plataforma siguen retrasando el inicio de las negociaciones. A principios de diciembre de 2017, la bolsa llevó a cabo una prueba de negociación y del centro de monitoreo de mercado, en lo que ya es su ¡quinta! prueba general al sistema de trading de crudo en condiciones de mercado (cuatro ejercicios similares se han realizado el año pasado). Estos ejercicios simulan principalmente escenarios de «día normal» y cubren prácticamente todo: desde transacciones importantes de energía, liquidaciones, depósitos y retiros, pasando por arbitraje o envío de datos y cotizaciones.

Asimismo, de acuerdo con la información del INE, en esta última prueba un total de 149 miembros ya han participado (incluyendo 144 compañías de futuros y 5 compañías del sector) intercambiando 56.671 contratos de futuros de crudo en 90.564 transacciones, alcanzando un volumen total de 647.930 lotes negociados (con cada lote conteniendo mil barriles). Este volumen ascendió a una facturación de 268,2 mil millones de yuanes (es decir, la modesta cantidad de 42,3 mil millones de dólares), o lo que se puede traducir a un promedio de 65,28 USD / bbl.

A la luz del éxito reciente, quizás sea seguro asumir que tienen razón cuando afirman que realmente el inicio de las transacciones puede estar a la vuelta de la esquina. Les mantendremos informados en nuestro Twitter, @mtechinsights y podrán encontrar datos de mercado de INE en www.mtechapp.com tan pronto como comiencen a comercializar.

Hugo Martins | Analista

By | 2018-06-12T15:38:44+00:00 febrero 21st, 2018|Categories: Destacado, M·Blog, Petróleo|Tags: , , |Comentarios desactivados en ¿Dónde está el Petroyuan?